Ana Alcolea visita el instituto Juan Manuel Zafra

El lunes 11 de mayo, la autora de Dónde aprenden a volar las gaviotas, Ana Alcolea, visita nuestro instituto, para explicarnos en qué se basó para escribir esta novela, desvelarnos algunas anécdotas y resolvernos algunas dudas.

Ana Alcolea a l'institutAna Alcolea visitó el instituto Juan Manuel Zafra para hablar con los alumnos de 2º de ESO, quienes acababan de leer su obra Dónde aprenden a volar las gaviotas.

Ana empezó la charla explicando a los jóvenes que ellos también habían sido creadores de la historia. Aseguró que aunque ella había redactado la novela, ellos la habían proyectado en su mente, y al final, cada lector había creado su propia historia a través de su imaginación, cosa que le fascina.

 

Prosiguió explicando cómo se le ocurrió escribir la novela. Se basó en la invasión alemana durante la II Guerra Mundial en Noruega, un hecho que la impactó mucho. Actualmente vive en Noruega con su marido (también noruego) aunque ella es de Zaragoza. La casa que aparece en el libro está inspirada en la suya. Por lo visto, tiene una orientación distinta a las demás casas del barrio, cosa que descubrió ella misma un día cualquiera al volver de pasear. Tras buscar información, descubrió que la casa fue construida encima de un campo de concentración, cosa que la dejó realmente impactada y sorprendida. Al saber de este suceso, decidió incorporarlo en su historia.

La familia protagonista tiene una cabaña en la montaña a la que suelen ir frecuentemente. Esa cabaña es real, de hecho, pertenece a la escritora y a su marido, quienes van de vez en cuando. En la novela, en esa misma cabaña, los niños hallan una caja en la que, tras lograr abrirla, encuentran un diario: el diario de Elsa, la abuela del joven noruego Erick. Cuenta sus experiencias durante la guerra cuando ella tenía 16 y 17 años. En esos tiempos, muchas mujeres se enamoraban de soldados nazis, las cuales tenían un apodo despectivo y eran rapadas y humilladas por todo el pueblo.

Ana confesó lo duro que fue para ella tener que empatizar para ponerse en la piel de esa joven y explicar sus tragedias y que incluso en algunas ocasiones terminó llorando mientras escribía. Ana afirmó que los personajes no eran reales, pero que la historia sí que estaba basada en hechos reales.

Ana contó también que utiliza un "truco cervantino". Introdujo el  personaje de Ángela (una escritora italiana que lleva un medallón colgado del cuello) en sus tres novelas. Lo hizo en homenaje a Cervantes, quien utilizó ese mismo truco en su famosa obra Don Quijote. "Es un como un guiño a los que han leído las tres novelas" sentenció la escritora.

Desde entonces Noruega es un país muy cambiado. Actualmente es muy rico en petróleo y gas. La gente, además, es muy respetuosa e intenta no molestar.

 Institut Juan Manuel Zafra

Rogent 51 - 08026 Barcelona - Tel.: 934 350126 - 934 351 512 - Fax: 934 502 029 - email: iesm-jmzafra@xtec.cat
logo_consorci LOGO.ESCOLES.S.HORITZONTAL.1.COLOR